Indy Rock Magazine

12 de diciembre, 2018 - Imágenes que tomé - Comentarios -

Una parte de mi trabajo para la revista de música Indy Rock. Realizo para ellos las coberturas gráficas y también les redacto una crónica del concierto. En esta entrada del blog iré subiendo algunas de las imágenes publicadas en la revista, así como parte de esas crónicas, espero se vaya actualizando frecuentemente con conciertos que vaya cubriendo en el futuro. ¡Salud y mucha música!


Festival Cultura Inquieta 2018 - 30 de junio 2018

Rosendo

Poco más se puede añadir más de uno de los emblemas del Rock español de los últimos casi 40 años. En su anunciada gira de despedida, de la que él mismo bromeo gritándonos "¿Y el año que viene qué? ¡Yo me jubilo!" desplegó todas sus tablas sobre un escenario, buena voz, buen físico y una actitud como si acabara de empezar su carrera. 

 Además de gran parte de sus éxitos como Rosendo, añadió temas de Leño como "El tren" o "Maneras de vivir" ¡Qué decir, no te retires!

Badlands

Y como perfecta antesala a Rosendo apareció la banda valenciana Badlands, con May Ibañez como carismática voz, desplegando parte de su repertorio de Country y Bluegrass 

Festival ¡Esto no es Rock Radical Vasco! - Sala Caracol - 10 de noviembre de 2018

Para los que ya pasamos los 40 es una delicia revivir a grupos como Eskorbuto, La Polla Records o Kortatu. Muchos tuvimos la suerte de ver a Evaristo varias veces, su trayectoria fue más larga, de hecho Gatillazo sigue muy activo

Los demenciales chicos acelerados - Tributo a Eskorbuto

Y es un gusto ver a gente más joven que, como nosotr@s, vivimos el punk o el ska como una herramienta más de protesta y de rabia a todo lo que no nos gustaba o había que criticar

Aizu - Tributo a Kortatu

El ambiente fue brutal, a la altura de otros años en los que este festival ha estado presente en todo el país, gente de varias generaciones bailando y cantando unas letras que, aun habiendo pasado más de 30 años, siguen muy vigentes.

Ilegales - Sala Barceló - 1 de diciembre 2018

Duros y directos, así salieron Ilegales, con el catel de entradas agotadas desde hacía ya unas semanas, intercalando las canciones de su nuevo disco "Rebelión", con muchos de los clásicos de su carrera

Nunca se han cayado y Jorge siempre ha sido el artífice de la honestidad y libertad del grupo, sin pelos en la lengua, sin concesiones, solo rock, con punzantes letras, que viajan entre las más macarras y las más emotivas, románticas diría 

Jorge afina su Fender Stratocaster. Son ya muchos años y no han perdido la enegía, llevan un tiempo viviendo Tiempos Nuevos, Tiempos Salvajes. Su documental "Mi vida entre las hormigas" ya nos anunciaba que siguen al pie del cañón, uno de los mejores documentales sobre Rock español que he visto.

Y tal y como se les vio en escena, les queda cuerda para rato

Si existiera un sinónimo de rock en la RAE, sería Ilegales

El Drogas & La Polla Records - Gira "Ni descanso Ni Paz" - 12-10-2019


A la mitad ya del concierto de La Polla Records, entre gritos, le decía a una chavala que esto que estábamos viendo no íbamos a volverlo a ver.

Y así estaba todo el recinto, entregado y emocionado, la nostalgia se olía en el ambiente, mezclada con la cerveza de los minis volando que de vez en cuando nos caían.

A esas alturas ya estaba afónico, exhausto, ya llevábamos un rato, pero aún quedaba otro que se debía aprovechar al máximo. Antes de que Evaristo saliera a escena, luciendo una camiseta de Portugal (pero no por ser fan de Ronaldo) ya habíamos tenido un preámbulo inolvidable con otro jefe, Don Enrique Villareal, alias “El Drogas”. Salió solemne, seguro y elegante, con traje, corbata y chaleco de lord inglés, andaba por el escenario sereno, parecía que reflexionaba sobre cada frase de los temas de un repertorio en el que nos regaló más de media docena de Barricada, además de un maravilloso homenaje a Cicatriz con “Aprieta el Gatillo” que nos puso a muchos los pelos de punta, mucha nostalgia de nuevo en su actuación, lo que todos esperábamos, directo al estómago, tocando la fibra, estuvo sencillamente, tremendo.

Y lo que vino después es lo que siempre ha sido, honestidad y rabia de manos de La Polla, letras pesimistamente reales 30 años después, nada ha cambiado, pero cuando menos, durante las casi dos horas que duró el concierto, pudimos escupir toda esa rabia que en el día a día igual tenemos demasiado contenida. Y es que las verdades de las letras de La Polla tienen un sentido común aplastante, son tan sinceras como simples. Más de cuarenta trallazos en un ritmo de concierto que me sorprendió, sin apenas respiros, está en forma Evaristo, se mueve bien y se nota que ha seguido al pie del cañón con “Gatillazo”, incluso pareció en ocasiones como que no quería ni irse, que hubiese tocado una hora más.

Crónica completa en Indy Rock

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 1 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente