Llevaba tiempo rondándome la cabeza hacer una galería de retratos. Después de darle vueltas me decidí por hacerla. En el continente asiático resulta cómodo hacer retratos, la gente no tiene recelo para enfrentarse a una cámara, se muestra natural y amable. Un país especialmente amable para el retrato es India, un porcentaje alto de estos retratos los tomé allí. Siempre Intentaba ser muy directo, pero educado y respetuoso. En las situaciones donde me era posible intentaba regalar o enviar una copia del retrato, me parecía lo mínimo para corresponderles.

Una de las cosas que me genera muy buenos recuerdos es que me acuerdo de casi la totalidad de personas fotografiadas, de esos momentos vividos, sus reacciones y los lugares donde tomé la imagen. 

Intentaré que esta galería este siempre en proceso, en realidad me gustaría que nunca terminase.